Hoy está siendo más popular ser honesto que mostrar lo que tienes o lo que compras. Darte tiempo para reflexionar y atender tus pensamientos es muy importante.
Hoy no eres la misma persona que hace unos meses o hace un año.
Está dentro de ti la emoción por seguir, la curiosidad por vivir y descubrirte. ¿Y sabes?, las respuestas habitan dentro de tus suspiros, en eso que disfrutas hacer. Para saberlo, necesitas conocerte, requieres de tiempo para ver menos lo que hacen los demás y hacer lo que te gusta a ti.
No puedes pasar los segundos mirando, escuchando o leyendo solo las cosas que crean los demás; tienes que levantarte, moverte, ser honesto contigo y procurar admirarte. Tienes que saber en dónde está tu confianza: en tu estilo al vestir, en lo que sabes de música, en cómo te gusta ayudar a los demás o cuidar de los animales. Eso se descubre saliendo de la pantalla y de ver únicamente  lo que hacen los demás.
El día está lleno de retos pero también de oportunidades, que nunca se te escape la oportunidad de ser honesto contigo y con tu familia y tus amigos.
Atrévete.
¡Feliz 2018!