Destino mucho tiempo para reflexionar porque yo decido qué hacer con mi tiempo. 

No significa que tengo que estar quieta, en muchas ocasiones lo hago mientras leo, manejo, camino o me baño.

En momentos así es cuando me pregunto cómo le vamos a hacer para salir victoriosos de tantos retos.

No lo sé. 

Estamos saturados de noticias, la mayoría malas; de marcas, la mayoría vendiéndonos la alegría y realización… saturados de otras personas como nosotros quienes promueven lo que más les gusta, les llena o les da algo a cambio sin necesariamente ser lo que realmente quieren. No lo sabemos.

En las redes sociales, en la televisión, en el cine, en las pantallas… solo vemos por encima. Lo realmente valioso y verdadero es lo que cada uno de nosotros llevamos dentro.

Eso es lo que hay que cuidar y en lo que hay que poner la mayor atención.

Podemos comenzar por procurar la honestidad de la que tanto te hablo en esta sección de emociones, por sembrar la paz en nuestras conversaciones (comenzando en casa). Podemos hacer nuestra parte respetando el paso de los demás y hacer lo que nos toca sin dejar de mirar afuera, pero ¡defendiendo  siempre lo más profundo que nos permite ser y estar!

…y hacer lo que sabemos que nos toca.

Pascal Campion.

Pascal Campion.

“El mundo no será destruido por quienes hacen el mal, sino por aquellos que lo vigilan sin hacer nada”, Albert Einstein.