Reunirnos con una primera bailarina de ballet es un gran privilegio que teníamos que compartirte. Como parte de una serie de “Experiencias” culturales, artísticas, de turismo y gastronómicas, la empresa Airbnb me invitó como directora de Top News a vivir la experiencia de tomar una clase de ballet con la Primera Bailarina de la Compañía Nacional de Danza, Ana Elisa Mena.

Bastó un segundo para reconocerla a la espera de que nos abrieran las puertas de la escuela de danza donde nos reunimos. Su sonrisa delata al instante su dulce actitud y empatía con los demás. Nos saludamos y nos tomamos la primera foto juntas para compartirla en las redes sociales y que todos disfrutaran a esta gran artista mexicana.

 

Cortesía: Airbnb.

Cortesía: Airbnb.

Asistimos seis felices y tímidas mamás y seguimos sus instrucciones para el calentamiento. Mientras tanto nos compartió detalles de sus inicios en el ballet. Su mamá fue su maestra, una instructora bastante exigente.

“En el ballet se requiere tener bonito pie, yo no tenía bonito pie. Hacía los ejercicios desde chiquita. Mi mamá me exigía mucho en el entrenamiento desde los 3 años de edad. El ballet es echarle ganas y entender que es disciplina”.

Del calentamiento siguieron los movimientos de las manos y los brazos que requerían concentración y estilo. Lo que más me costó trabajó a mí fue mantenerme en silencio. Las niñas sí hacían comentarios graciosos y entonces imaginamos estrellas, flores y seguíamos el ritmo de la música clásica. “Me encanta la música”, decía Ana Elisa y disfrutaba cada vez que cambiaba la melodía desde su teléfono celular. Pasamos un par de horas fascinante con su guía y su carisma.

“Mi mamá me dio el carácter y sin ella yo no estaría en esta carrera. Los papás y los maestros son fundamentales”.

Paulo García.

Paulo García.

“El arte puede salvar a cualquier país. Tenemos que motivarnos a realizar cualquier ejercicio o actividad artística”, nos repitió varias veces.

Ana Elisa se graduó con la calificación más alta otorgada por el sistema de la Royal Academy of Dance. Participó en concursos como el Nacional de México y el Genee International Ballet Competition logrando ser finalista. A los 19 años de edad en el 2010, se unió a la Compañía Nacional de Danza bajo la dirección de la maestra SIlvie Reynaud. En junio del 2014 fue nombrada primera   bailarina. Ha protagonizado ballets como El Lago de los Cisnes, Giselle, La  Cenicienta, La silfide y el escocés, Coppélia, Carmen, El Cascanueces, El Lago de los Cisnes, Manon, entre otros.

Síguela en Instagram: @aelisamena.