Por Rodrigo de Alba.

Sí: los has visto en películas, ya sea como villanos como en Yo, Robot o Terminator, o más amables como Wall-E. O “Leo” nuestro robot matrushka y reportero de TOP News. Sin embargo, estas máquinas no solo son aquellas que parecen humanoides de metal. Claro que existen algunos con forma humana y que caminan en dos pies, tienen dos brazos y hasta tocan la trompeta… pero hay muchas otras clases de robots y muchos de ellos están más cerca de nosotros de lo que podríamos pensar.

TOP News.

TOP News.

Todos creen saber qué es un robot… y sin embargo los científicos no se ponen de acuerdo sobre su definición; para algunos es una máquina que “se parece a un humano y realiza varios de los actos complejos que realiza un ser humano”; pero como NO todos los robots se asemejan a personas -por el contrario más bien parecen salidos de una pesadilla- esta definición no es aceptada por todos. Así, hay quienes prefieren simplemente decir que un robot es un “artefacto que realiza automáticamente tareas complicadas y usualmente repetitivas”.

No por nada, Joseph Engelberger, el padre de la robótica, dijo: “No puedo definir un robot, pero… ¡lo sé reconocer cuando lo veo!”.

El mejor ejemplo de qué es y para qué sirve un robot es sin duda WALL-E, la excelente cinta que cuenta la historia de una sofisticada máquina diseñada para limpiar el cochinero que los humanos dejamos en la Tierra. WALL-E eejemplifica la concepción actual del robot: MÁQUINAS CREADAS PARA DESEMPEÑAR UN TRABAJO ESPECÍFICO. Pero el robot va un paso más allá y realiza labores que serían imposibles, peligrosas o tediosas para un humano; por ejemplo: tomar la puerta de un automóvil, rociarla con una pintura roja que emite gases tóxicos, meterla a un horno peligrosamente caliente y continuar con lo que sigue como si nada. Un robot si puede hacer eso… 24 horas seguidas… 365 días al año.

EL EMPLEADO DEL MES… Y DEL AÑO.

La idea del robot no es nueva, ya los turcos habían diseñado máquinas en forma de personas que por medio de un complicado mecanismo tocaban música. Y es que la idea de un trabajador que nunca se cansa… ni come, ni duerme, ni se queja, siempre nos rondó en la cabeza. Por eso la ciencia desarrolló al empleado perfecto: el robot industrial.

Los científicos tampoco se han puesto de acuerdo en qué es exactamente un robot industrial. La definición más aceptada es que se trata de una máquina que manipula piezas (pueden ser herramientas o algún material) según trayectorias variables (esto es: que le fueron indicadas previamente generalmente por una computadora).

Los primeros robots industriales aparecieron a finales de los años 50: eran los Unimates, diseñados por George Devol y Joseph F. Engelberger. Se trataba de brazos mecánicos que ayudaron a automatizar los procesos industriales. Sus creadores fundaron la compañía Unimotion, la primera en comercializar robots.

50 años después de la irrupción en el mercado de aquellos Unimates, los robots se han sofisticado: se les incorporaron sensores (que de cierta manera imitan los sentidos humanos), además de que las computadoras que los manejan son cada vez más rápidas y compactas. También son mucho más inteligentes, aunque la llamada inteligencia artificial aún estña en pañales, falta mucho para que un robot pueda pensar como un ser humano.

Hoy en día al menos el 90% de los robots trabajan en fábricas y de estos, un 50% lo hacen en la industria automotriz para la que realizan  trabajos como soldadura, pintura, carga de máquinas, transferencia de piezas y montaje. Un ejemplo: el 95% del trabajo de soldadura de la empresa japonesa Nissan es hecho por robots.

Los robots industriales se dividen básicamente en móviles (que tienen la capacidad de desplazarse dentro de una fábrica, para –por ejemplo- transportar materiales) y brazos robots.

OTROS ROBOTS Y SUS USOS

Aunque la industria automotriz acapara a los robots, otras actividades también los utilizan: la medicina ha recurrido a la robótica y hoy en día los utiliza para realizar cirugías que requieren de muchísima precisión. Actualmente se están desarrollando máquinas inteligentes que serán aplicadas en la agricultura. En Japón se diseñó un robot que puede sembrar y cultivar arroz, mientras que en EEUU se trabaja en uno que será capaz de cultivar jitomate. La exploración submarina también se ha visto beneficiada: los robots teledirigidos han logrado llegar a profundidades que son imposibles de alcanzar por un buzo. Recientemente estos robots lograron llegar a los restos de un avión de Air France que se desplomó en el Atlántico en 2009.

También son socorristas: después  del reciente terremoto y tsunami que golpeó a Japón, cientos de autómatas fueron enviados a la zona de desastre para ayudar en las labores de rescate.

Aquellos a los que la palabra robot los remite a ciencia ficción, no están tan perdidos: la robótica llegó al espacio. Las sondas espaciales son caso más común, pero sin duda los más fascinantes sean los robots de la NASA Spirit y su gemelo Opportunity que desde 2004 exploran Marte. En 2012 la Agencia Espacial Estadounidense mandará a Marte al robot Curiosity. Por su parte, la Agencia Espacial Europea también mandará un robot a Marte, el ExoMars que buscará evidencia de vida en el planeta rojo.

Y una buena noticia: ¡actualmente se están desarrollando robots que se encargaran de impartir clases! Y te lo contaremos en esta sección muy pronto.

©RobotReviews.

©RobotReviews.

*Robot proviene de la palabra checa robota que significa trabajo forzado. El dramaturgo checo Karel Capek utilizó por primera vez el termino en una pieza teatral llamada Los Robots Universales de Rossum que escribió en 1920. Por otra parte el termino robótica se los debemos al escritor de Ciencia Ficción Issac Asimov.