Facebook reconoció este martes 23 de julio, que un fallo en su aplicación para menores de 13 años Messenger Kids permitió a los niños hablar con extraños que no habían sido autorizados por sus padres, lo contrario al objetivo con el que fue creado este servicio.

Facebook confirmó que un “error técnico” permitió que miles de niños que usaban la aplicación Messenger Kids se unieran a chats con usuarios no autorizados.

“Recientemente notificamos a algunos padres de usuarios de la cuenta de Messenger Kids sobre un error técnico que detectamos que afectaba a un pequeño número de chats grupales”, dijo un portavoz de Facebook a Forbes en un comunicado enviado por correo electrónico. “Desactivamos los chats afectados y proporcionamos a los padres recursos adicionales en Messenger Kids y la seguridad en línea”.

Con información de EFE y Forbes.