El contrato que hoy anunciamos mantiene a México en el calendario en una situación de privilegio.

La derrama económica por haber celebrado el Gran Premio de México de la Fórmula Uno, el año pasado fue de 14 mil millones de pesos, 8 mil empleos en un solo fin de semana y 50 millones de espectadores en todo el mundo.

“Desde que regresó al calendario del campeonato en 2015, este evento siempre ha sido extremadamente popular entre la audiencia y los aficionados, no sólo en México sino en todo el mundo. Prueba de esto es el hecho de que la carrera haya ganado el premio a ‘Mejor Evento’ en cuatro ocasiones consecutivas, al tiempo que en este mismo número de años más de 1.3 millones de espectadores hayan asistido a las cuatro carreras. El Gran Premio también ha sido un importante motor económico para la ciudad, reforzando su imagen como destino turístico”, Chase Carey, presidente ejecutivo y director general de la Fórmula Uno