Carolina Algara, estudiante de medicina, no pudo escapar a la cautividad natural de las palabras en su vida. Cada paso que daba en el día, la inquietaba una frase, un relato o una historia por contar. Un día decidió escribir sus pensamientos y no tardó mucho en publicar su primer libro para darle libertad a la escritura. Hoy, en exclusiva, nos cuenta acerca de: “La Tumba de las Luciérnagas”, publicado por BORDERS, que presentará el próximo 17 de agosto en el TEC de Monterrey, campus Santa Fe (auditorio 1).

Cortesía: Carolina Algara.

“Esta vida está llena de decisiones y depende de los ojos de cada uno de nosotros, si éstas complacen con luz nuestras experiencias o si apagan la esperanza al ser vividas. De todos modos, todo te lo llevas a la tumba”. 

Cada día tomamos entre 250 a 2 mil 500 decisiones. Son tantas las posibilidades en el universo que caemos en los mismos aciertos y fracasos una y otra vez. Sin embargo no podemos juzgar a nadie por el simple hecho de que “le conocemos”; nos haría falta vivir su vida entera para entender el resultado de una sola decisión. De esto se trata mi libro “La Tumba de las Luciérnagas”.

La Tumba de las Luciérnagas. Carolina Algara. BORDERS

A mí me cuesta tomar decisiones, he pasado de ser basquetbolista a bailarina, de tener amores difíciles a ser yo la difícil; de ser diseñadora de modas a estudiar actualmente medicina.

De eso escribo mis relatos cortos, con tintes de la belleza y de la vulnerabilidad del ser. 

Encanto y misterio en las palabras

Escribo desde muy chica pero fue hasta que cumplí 15 años cuando me enamoré totalmente de la escritura. Toda mi vida me ha encantado narrar cosas cotidianas pero de manera indirecta. Lo que sí cambió de manera drástica con el paso del tiempo, fue permitirle a los demás leerme. Esto ocurrió casi de manera “forzada”, cuando uno de los maestros a quienes más admiro, leyó lo que yo escribía en plena clase, argumentando que no debía esconderlo. Tiempo después y de manera recurrente ya escribía mis frases en las redes sociales; algunos de mis amigos me pedían “quotes” para sus fotos. Ya en preparatoria, una de mis amigas y un profesor que, al día de hoy, es una persona modelo a seguir para mí, publicaron sus libros inspirándome a mí para hacerlo también. 

Escribir, vivir, crecer y encontrar mi estilo

En este libro dejo al descubierto varias etapas en las que la madurez, el valor, mi inocencia y conocimiento de la sociedad se ven reflejados. Algunas experiencias no son solo mías si no también de las personas que me enseñado, y que considero que sus historias tenían que ser inmortalizadas.

Hay mucho sobre la indecisión al permitirnos ser, de historias de personas que no quisieron ser moldeadas por la horma de la sociedad, de las que decidieron soltar y cayeron; quienes se levantaron o quienes dejaron cosas que amaban por personas que amaban. También reflejo algo de la vida de quienes solo quedaron en palabras, los que se fueron y lo que recordamos. Nuestra memoria. El juego de nuestra memoria.

“La historia te llama, es tu pasado, es tu presente y será tu futuro”.

No es un libro para todos, pero sí para quienes se han dado el tiempo para vivir, amar y conocerse. 

Les agradezco a todas aquellas personas que me abrieron los ojos a lo que es realmente vivir. 

“Empecemos a creer cuando la naturaleza del hombre cambie. Cuando no tengamos miedo a la muerte y sed de poder”.

Síguela en Instagram: @carolaalgara.