Otra vez juntos. Día, tarde y noche. Hay familias que se acompañan todo el tiempo. Otras solo se separan algunas horas del día, así que nos preguntamos: ¿qué pasa en el tiempo que están juntos en casa?

Es bueno tener un propósito o un plan y visión de cómo quieren llevar la vida familiar una vez que todos tienen actividades o deseos y gustos muy diferentes. O sea, no se trata solamente de que la casa sea para tener cobijo y deliciosos platillos. Juntos pueden unir algunos de sus anhelos para llevarlos acabo. Como por ejemplo: si quieren remodelar la casa, hacer un viaje o prosperar un plan, es bueno que se sienten a platicarlo y que hagan compromisos para nutrirlo y cumplirlo. No dejar toda la carga en un solo integrante.

Se vale tener una postura activa en familia

Piensa, ¿en qué lugar es más común que se reúnan en casa? ¿En el comedor, en la cocina, en la sala o en la recámara? Tengan un rincón de arte, un estudio o escritorio donde puedan crear y hacer planes juntos. Que no se trate solo de pedir si no de dar, de mirar qué necesita mi hermano, mi mamá o mi papá. En ocasiones el egoísmo ronda en el hogar porque cada uno quiere hacer lo que le viene en gana sin pensar que pasar un tiempo de vida juntos es para un propósito sumamente valioso. Además, de ayudarnos a consolidar las bases para cuando se quiere y sea el tiempo para formar un nuevo hogar, vivir en familia nos fortalece, nos da paz, provisión y alegrías o fortaleza en la tristeza o pruebas.

Cortesía: Natalya Zaritskaya.

Es común escuchar que el tiempo vuela, pero cuando se tiene un propósito claro o una visión en conjunto, ese tiempo que pasó se vuelve memorable.

¡Qué comience la paz, donde sabemos que podemos volver siempre!: en nuestro hogar, donde trabajamos todos.

Sigue @topnewsfamily y cuéntanos cómo van sus planes, que momentos comparten con triunfo.