Basta abrir los ojos al amanecer para pensar de inmediato en desear dormir un tiempo más, preguntarnos qué día es, o bien, saltar acelerados dejándonos ganar por las responsabilidades. Perooo…

¡Tenemos que hacer una pausa cada día!

No es opcional. ¡Es necesario!

…Una pausa para tomar aliento, agradecerlo y para buscar la sabiduría del día. Si no, ¿de qué manera podremos enfrentar los retos que tenemos frente a la naturaleza, frente a un libro, frente a una conversación o alguna prueba de conocimientos o rendimiento físico?

©Violeta Lópiz.

Necesitamos sabiduría.

¿De dónde viene?

La sabiduría proviene de…

  • Apreciar la naturaleza,
  • Agradecer antes que quejarnos
  • Tener las emociones bajo control
  • Percibir el panorama general de la vida y lo valioso e importante
  • Respirar, suspirando con alegría
  • Conocer la historia
  • Leer
  • Escuchar tu voz
  • No alejarnos del aprendizaje
  • Ponerla en práctica
  • Compartir.
©Violeta Lópiz.

Solo de esta manera y de otras que tú has encontrado que te dan sabiduría, podremos tener la capacidad para lidiar y superarnos. Solo hay que pedirla, buscarla y crecer en ella.